Volver al sitio

Plásticos y Venenos

"Y un despertar a nuevas formas de consumo"

Por el profesor: Jairo Restrepo Rivera

Autor intelectual de La Mierda de Vaca

Hoy en la madrugada vi junto con mi esposa el documental: A Plastic Ocean, después de terminar de verlo, nuestro estado de revuelta fue total!

Los invito a ver el documental para que transforme su reflexión en acción, donde como nosotros, descubra que la basura tiene origen y dueño con nombre propio; lo mismo sucede con el calentamiento global, también tiene responsables, y conocemos muy bien qué actividades lo provocan (Principalmente todo lo que dependa de la industria petrolera: La agricultura industrial a nivel global depende en más de un 80% de la energía del petróleo; la quema directa de combustible y derivados 40%, y el petróleo transformado en energía de extracción, insumos y transporte el otro 40%).

Haga un ejercicio de forma inmediata, abra la despensa, el refrigerador, los armarios, tocadores o cualquier otro gabinete o lugar de su casa, y comenzara a encontrar al frente de su cara, las principales etiquetas, marcas y nombres de quien lucra con la desgracia de la destrucción de su salud y la Tierra.
En el mercado de bebidas pintadas y agua, predominan entre otras a nivel mundial, principalmente 4 multinacionales, Nestlé, Danone, Coca-Cola y Pepsico, las cuales aproximadamente embotellan 400 billones de litros de agua, ¿ya pensó la tremenda contaminación que generan esas compañías con los envases de plástico que se descartan a nivel global con el consumo del agua embotellada? Otras etiquetas que se suman a la contaminación con plástico y un coctel de sustancias químicas sintéticas, son los materiales de limpieza, pañales, cosméticos y los mal llamados productos de belleza y ambientadores. No descarte para nada los impactos que los enlatados también provocan tanto a la salud como al medio ambiente. Tenga mucho cuidado, principalmente con las carnes y verduras enlatadas, las misma pueden ser clasificadas como cancerígenas por los residuos de nitritos o metales pesados que puedan contener. (Lea, documéntese; le sugerimos ver menos narco novelas de violencia y masacres en la Televisión oficialista, a cambio de más lectura de libros compartidos en familia).
Cuando trasladamos la situación de los impactos de consumo del plástico al medio rural, la locura se vuelve más grave, algo difícil de concebir y calcular, por el impacto que provocan los miles de toneladas de las envolturas y envases de plástico de venenos que se descartan, esto sin considerar toda la contaminación que poseen y provocan los equipos con los cuales se aplican los mismos.

Recuerde, como consumidores en el medio de la ciudad, no solamente estamos consumiendo residuos de venenos en los alimentos, sino que estamos "nadando" en nuestras casas en el medio de muchos principios activos de venenos agrícolas que se utilizan en el campo; pero que en los supermercados se exponen alegremente como insecticidas para uso doméstico, donde los consumidores más alienados los compran y los mezclan con los alimentos que transportan en los carritos juntos a sus bebes, como siendo inocuos: los venenos domésticos se adquieren con la falsa ilusión de controlar mosquitos, zancudos, moscas, cucarachas, comejenes, entre otros; como quien dice, concebir el sueño al lado de un veneno que se aplica instalado en un toma corriente de una alcoba, puede representarle graves riesgos para la salud o, usted continúa dormido para toda la vida junto a sus hijos. En la actualidad, el Brasil es uno de los países con mayor consumo de veneno en el mundo, con más de un millón de toneladas. Calculamos que todo el veneno que se aplica en el área cultivada en Brasil de acuerdo a las recomendaciones de dosis por hectárea, daría para bañar la superficie total de ese gigante, por más de dos veces!

Por otro lado, no coma o no se trague el cuento de la palabra biodegradable, muy bien manipulada por el márketing mentiroso del mercado; Bio, físico y químico degradar, no son sinónimos de inocuidad o que signifique que una sustancia se vuelva menos tóxica o que la misma no provoque ningún impacto tanto en la salud como en el medio ambiente. En realidad, lo que significan las palabras: Bio degradar, físico degradar y químico degradar, no es nada más, ni nada menos que cambiar el estado original de un principio activo de una sustancia, por los medios biológicos, físicos y químicos, sin que esto signifique obligatoriamente que el resultado final de esa degradación sea menos tòxico para la salud y el medio ambiente. Por ejemplo: Muchos principios activos de venenos del grupo de los fosforados, al ser expuestos en la propia fumigadora con las que se aplican, a una alteración de temperatura ambiental, pocos grados son suficientes para transformarlas en sustancias 100 veces más venenosas! Otro ejemplo contundente es lo que sucede con muchos fungicidas del grupo de los carbamatos a los cuales pertenece el veneno Mancozeb, todavía utilizados ampliamente en toda América Latina y aplicado en más de 100 cultivos de hortalizas y frutales entre otros. Esta sustancia es reconocida por ser carcinogénica, teratogénica, propiedades anti-tiroideas, malformaciones; otras investigaciones también lo asocian con la neurotoxicidad del mal de Parkinson, por generar el poderoso metabolito venenoso ETU (Etilentiourea). Ni se le ocurra hacer la cocción directa de sus hortalizas, o hacerlas al vapor o llevarlas a un horno micro ondas, pues corre los riesgos de estar sirviéndose junto con sus hijos un buen plato a base de residuos del metabolito ETU. Es muy importante que, en estas épocas de la pandemia del virus, estudiemos que venenos en la agricultura continúan provocando daños en la salud de las personas, ya sea por que estén viviendo aglomeradas en las grandes ciudades o trabajando y viviendo en el medio rural.

De todo el tiempo que le está dedicando actualmente a escuchar los peligros del coronavirus y su tragedia; róbele un poquito de atención y un tiempito a ese personaje que no lo está dejando dormir tranquilo, estudie y descubra sobre los impactos a la salud que los residuos de los herbicidas como el glifosato (Monsanto) utilizado en mancuerna principalmente con la producción de soja transgénica, está provocando en la salud de la humanidad. Invitados amarrarse los pantalones o los calzones y vea el documental argentino: viaje a los pueblos fumigados, de Pino Solanas.

Es muy importante que también reflexionemos sobre lo que sucedió en la misma Italia de hoy. El 10 de julio de 1976 “El desastre de Seveso”. O lo que sucedió en Bhopal en la India, el 2 y 3 de diciembre de 1984. “Era media noche en Bhopal”. Industrias de venenos agrícolas que lideran el mercado mundial: Syngenta/Adama/ChemChina; Bayer/Monsanto; Basf; Dupont/Dow (Coterva); FMC.


Frente a esa grave situación, participe, complete la lista, no se haga el loco, no le saque el cuerpo a la realidad, tome y haga conciencia, descubra la parte del demonio destructor de la naturaleza y de la salud que tiene incrustado en la cabeza y en la casa; haga algo, en lo mínimo deje de comprar en botellas de plástico cuanto refresco y litro de agua se le antoje, descubra las ventajas del vidrio y su durabilidad.

No le de comida con verduras envenenadas a sus hijos (papillas industriales, llenas de conservantes y otros residuos de químicos); busque, apoye y cómprele a los campesinos y campesinas que producen de forma sana, sin venenos e intermediarios y más barato, comparado con los precios de cualquier red de supermercados, los cuales se quedan con el lucro de la gente más humilde del campo, pues son las personas del campo quienes producen la comida de más del 68% de la población, para el caso de Colombia.


Busque y salga del confort. Si tiene un pedacito de tierra en casa, intente hacer su huerto y produzca algo. Si tiene una plática en ahorros, no se la entregue al banco, corre el peligro de perderla, inviértala comprando un terrenito en el campo con un par de gallinas y salga cuanto antes de la ciudad para que mejore su estado de salud.


Finalmente, no hay justificación ni motivo alguno para que las personas mueran de cualquier forma y precoz, cuando podrían haber tenido otras posibilidades para continuar viviendo con dignidad y que les fueron arrebatadas o negadas por un sistema de opresión que se ha transformado en una humillación global; tampoco hay motivo para que los más débiles de la sociedad continúen siendo los conejillos de indias, de cuanto balón de ensayo hacen una minoría de poderosos, mentalmente no sanos para salir con sus coartadas económicas e industriales programadas.


Caminemos desde ahora para que tanto el plástico como los venenos, no continúen cobrando más vidas, entre ellas la nuestra. VEA LOS DOCUMENTALES, no se deprima, ni peque de incauto dándose latigazos de culpabilidad; reaccione e intente colocar en cuarentena definitiva la desgracia que nos provocan: EL PLÁSTICO Y LOS VENENOS.


“El crecimiento económico de pocos, con mucha tierra, es la imposición de la infelicidad y la muerte programada para muchas familias de campesinos desarraigados y desterrados por la agroindustria”.

Jairo Restrepo Rivera/marzo 31 del 2020, Cali-Colombia.

Ig: @lamierdadevaca

www.lamiercadevaca.com

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

AceptarSuscripciones impulsadas por Strikingly